Electroestimulación - Electrodos

La electroestimulación es la técnica que utiliza la corriente eléctrica para provocar una contracción muscular. Mediante un aparato llamado electroestimulador, se utilizan las contracciones musculares con fines estéticos, deportivos o terapéuticos, tanto para rehabilitación como para el tratamiento del dolor. A través del entrenamiento voluntario es difícil llegar a la contracción de todas las fibras musculares, pero con los contractores musculares esto es posible y sin dañar las articulaciones.

Las ondas rusas son ideales para tratamientos altamente tonificantes y modeladores del contorno muscular gracias a su capacidad de lograr notables cambios en el trofismo y función muscular.

Las corrientes interferenciales se emplean para tonificar y modelar grandes masas musculares, siendo los músculos elegidos con mayor frecuencia los glúteos, isquiotibiales, abdominales, cuádriceps y aductores, no descartándose la estimulación en bíceps y tríceps a través del empleo de electrodos más pequeños.
Las principales indicaciones de estas corrientes en el campo estético son las siguientes:

• Flaccidez muscular.
• Insuficiencia venosa.
• Modelación de contornos corporales.
• Analgesia post quirúrgica.
• Tratamientos pre y post parto.
• Celulitis

¡Contactate ahora!

Seguramente tenés mucho por preguntar.
Doctor Lódolo responderá tus consultas.