Disfunción Eréctil

Tratamiento de la Disfunción Eréctil
La disfunción eréctil puede ser una incapacidad total para lograr una erección, una capacidad inconsistente para hacerlo, o una tendencia a tener solamente erecciones breves.

La incidencia aumenta con la edad: alrededor del 5 por ciento de los hombres de 40 años de edad y entre el 15 y el 25 por ciento de los hombres de 65 años de edad experimentan esta problemática. Pero la disfunción eréctil no es necesariamente una parte inevitable del proceso de envejecimiento.

Causas
La disfunción eréctil puede responder a causas combinadas como: Orgánicas, Quirúrgicas,Traumáticas o Psicológicas.
Es decir que se puede presentar por alteración de uno o varios de los tres mecanismos responsables de la erección: bloqueo de las arterias; incapacidad de los vasos sanguíneos dentro del pene para almacenar la sangre, o daño en los nervios del pene o del área pelviana. También pueden ser responsables otras disfunciones fisiológicas, como bajos niveles de testosterona.

Tratamientos
El primer paso es definir la causa, si es posible, y luego intentar la solución más sencilla y menos arriesgada.

No quirúrgicos:
• Cambiar los hábitos de vida que afectan a la salud de las arterias y venas.
• Cambiar o reducir los medicamentos que la puedan estar.
• Psicoterapia y terapia conductual.
• Medicación por vía oral.
• Terapia de inyección.

Quirúrgico:
Esta opción es para aquellos que por cuestiones médicas irreversibles, no pueden lograr una erección, o en pacientes que no han tenido una respuesta satisfactoria con la medicación y/o psicoterapia.

Implantes Peneanos

Básicamente existen dos tipos de implantes: los maleables o semirrígidos y los inflables o hidráulicos.

Maleables Semirrígidos: Consisten en dos cilindros anatómicos de silicona biocompatible que se colocan Dentro de los cuerpos cavernosos.

Su manipulación es muy simple. Sólo tiene que colocarlo recto para obtener una erección y colocarlo hacia abajo cuando no esté en uso.

Prótesis Inflables o Hidraúlicas

El implante inflable de pene consta de dos estructuras cilíndricas fabricadas con Bioflex, que se adapta sin dificultad al tejido. Los implantes inflables de uso más frecuente constan de cilindros pareados, que se insertan quirúrgicamente dentro del pene y se pueden expandir al usar líquido presurizado. Hay tubos que conectan los cilindros a un reservorio y una bomba de líquido, que también se implantan quirúrgicamente. El paciente puede inflar los cilindros al apretar con dos dedos la bomba pequeña localizada bajo la piel en el escroto. Los implantes inflables puede expandir la longitud y la anchura del pene. También dejan al pene en un estado más natural cuando no están inflados..

Es de fácil uso. Simplemente tiene que inflar una pequeña bomba para obtener una erección. Presione la válvula de emisión para desinflar. Es la única prótesis que le da al pene un aspecto y sensación normal cuando está erecto y cuando está flácido. o.

MITOS

1) La falta de erección es una consecuencia natural del envejecimiento.
2) Los niveles de hormonas masculinas disminuyen con la edad.
3) La causa de la impotencia es casi siempre psicológica.
4) Las erecciones matutinas son consecuencia de una vejiga llena

DATOS

1) La vejez no tiene necesariamente que causar pérdida permanente de erecciones.
2) Inyecciones de hormonas son raramente efectivas.
3) Casi el 60 o 70 % de los casos de disfunción eréctil tienen una razón física.
4) Hay tratamientos médicos disponibles.

Algunas preguntas

Los médicos realizan una serie de preguntas en cuanto a cómo se desarrolló la disfunción eréctil, acompañadas de una serie de pruebas.
No, porque este no es un problema de falta de erección. Entonces es mejor tratarla con medicación o psicoterapia.
No. Consultan desde paciente jóvenes con cuadro de diabetes tipo 1 que padecen desde la infancia. En el otro extremo, también consultan hombre de 80 años o más. La diferencia sólo es que su riesgo es apenas un poco más elevado que la media. En su mayoría acceden al tratamiento y pueden tener una vida sexual aceptable.
Si, se puede. Hemos tenido varios pacientes, en especial los diabéticos jóvenes, que lograron concebir tras colocarse el implante.
El mayor riesgo es el de infección, porque se está introduciendo un cuerpo extraño. Pero hoy, como los implantes mismos están cubiertos con antibióticos, este peligro se redujo al 1%. El otro problema es que, como todo aparato mecánico, puede romperse, pero esto sólo ocurre en el 4% de los pacientes. Normalmente, las prótesis son de por vida, pero si se rompen, la compañía se hace cargo del cambio.
Sí, una vez que el implante ya ha sanado tras el postoperatorio, no hay riesgo de infección. Lo único es que no se puede hacer es pinchar el pene, por lo que los piercings no están permitidos. Esta tecnología es apta cualquier contacto y, por supuesto, se debe usar protección para prevenir embarazos y enfermedades venéreas. ¿Se siente placer con el implante?

Absolutamente. Cuando el pene no está erecto, el hombre no siente tanto. Tras recuperar rigidez, también se recupera sensibilidad. Los resultados repercuten de manera muy positiva no sólo en el deseo del paciente, sino también en su autoestima.

¡Contactate ahora!

Seguramente tenés mucho por preguntar.
Doctor Lódolo responderá tus consultas.