Reasignación de sexo masculinizante

La Genitoplastía masculinizante consiste en crear un nuevo pene, utilizando el tejido del propio paciente. Por lo general, se saca del antebrazo, abdomen o región subescapular. Este pene va acompañado de un implante de testículos de silicona y también una Prótesis peneana para lograr erecciones en las relaciones sexuales y permitir la penetración.
La intervención suele durar entre 4 y 6 horas y el paciente permanecerá internado por una semana. A partir de los 45 a 60 días posteriores a la intervención, podrá mantener relaciones sexuales.
Después de la genitoplastía masculinizante y de su recuperación, el paciente tendra un pene funcional, anatómica y estéticamente similar al de cualquier hombre.

¡Contactate ahora!

Seguramente tenés mucho por preguntar.
Doctor Lódolo responderá tus consultas.