Tratamiento mediante Toxina Botulínica

El tratamiento mediante toxina botulínica se realiza para eliminar líneas de expresión o arrugas faciales en la zona de la frente, entrecejo, patas de gallo, labios y cuello. Se realiza mediante la aplicación de micro inyecciones directamente en el músculo responsable de la formación de la línea o arruga de expresión, en pos de su relajación temporal.

La toxina botulínica brinda al rostro una apariencia más rejuvenecida, descansada y agradable. Los efectos comienzan a hacerse perceptibles a las 48 horas y alcanzan su máxima expresión entre los cinco y siete días posteriores a la aplicación. Se estima que entre los tres y seis meses la musculatura vuelve a la normalidad.

¡Contactate ahora!

Seguramente tenés mucho por preguntar.
Doctor Lódolo responderá tus consultas.